La respuesta a tus dudas legales

Elimina Cláusula Suelo. Sevilla y España.

Guía publicada por:

Aspectos fundamentales sobre la eliminación de la cláusula suelo, y conseguir ahorrar en la hipoteca.

La “cláusula Suelo” es una cláusula que impide que nuestra hipoteca funcione conforme a lo establecido en el préstamo hipotecario que firmamos y que normalmente se fija en Euribor más el diferencial pactado con la entidad bancaria.

Es, en otras palabras, el interés más bajo que pagaremos nunca por nuestra hipoteca y es ahí donde está LA TRAMPA, pues te hacen creer que tu hipoteca es a interés variable cuando realmente es un interés fijo a mínimos, si bien se puede ampliar cuando el Euribor esta alto.  La cláusula suelo la encontraremos entre las condiciones del contrato, si bien ya advertimos que posiblemente no aparecerá bajo este nombre.

Es la cláusula suelo la que impide que miles de clientes (casi la totalidad de las hipotecas firmadas antes de 2014 la tenían, Unicaja, BBVA, Caixa, Santander...) se beneficien de la reducción del Euribor en los últimos años y que, pese a estar el Euribor en valor 0 o negativo, no se haya producido la rebaja en la cuota hipotecaria, ya que aplica un interés mínimo a pagar que según el banco en cuestión suele oscilar entre el 3% y el 5% en la mayoría de los casos.

Para entender cómo funciona pondremos un práctico EJEMPLO que rápidamente verán todos los que estén hipotecados;  para una hipoteca media de 150.000 euros a 25 años que tuviera un diferencial Euribor más 1% si dicha hipoteca tiene una clausula suelo del 3% y no has ido a un abogado a que demande al banco en tu nombre habrás perdido en el año 2016 la cantidad de 230€ al mes (2760 euros al año, y la de años que te quedan por pagar).

Esos son los números que todo hipotecado debe hacerse a la hora de plantearse reclamar a su banco la nulidad de la cláusula suelo, lo ideal es que lo ponga rápidamente en manos de un abogado y en un plazo aproximado de un año (depende del juzgado que toque) pero actualmente y teniendo la posibilidad de actuar por la jurisdicción civil y no sólo la mercantil como en la anterior regulación, tendrá una sentencia favorable que le supondrá ese ahorro anual y además y seguramente recuperar parte del dinero pagado de más.

Muchos son los hipotecados que aún no saben que su hipoteca incluye una cláusula suelo. La primera SOSPECHA de que nuestra hipoteca tiene SUELO es PAGAR LA MISMA CUOTA EN LOS 5 AÑOS.

Otra forma de descubrir si tenemos cláusula suelo es  COMPROBANDO LOS RECIBOS de la hipoteca donde se indica claramente el tipo de interés aplicado. Además, si disponemos de una hipoteca variable, deberíamos haber notado un ahorro en las cuotas durante estos últimos meses, ya que el euríbor actual cotiza en mínimos (concretamente, lleva tres ejercicios en negativos) y 7 años atrás lo hacía a máximos. Como el interés de una hipoteca variable se realiza teniendo en cuenta el euríbor más la suma de un diferencial fijo tendríamos que estar pagando un importe menor tras cada revisión.

O, lo más fácil, LLAMAR A TU ABOGADO DE CONFIANZA y que sea él el que estudie la documentación y te explique claramente si tienes suelo, lo que te está costando al año y las soluciones para quitarlo.

Para lograr la nulidad de la cláusula suelo por su abusividad,  lo básico es demostrar la falta de información o la información incompleta y viciada que se haya proporcionado al cliente por parte del banco. En la mayoría de los casos (99%) esta falta de información es notoria y de ahí el aluvión de demandas ganadas contra los bancos, hasta la fecha este humilde letrado no ha perdido aún ninguna por esta causa, atendiendo casos en Sevilla y toda España.

Para apreciar dicha abusividad da igual que la hipoteca se haya firmado directamente con el banco o que la misma se haya realizado a través de una subrogación hipotecaria, si bien el procedimiento a seguir tiene algunas diferencias que el letrado que lleve su asunto valorará.

Lo que sí consideramos FUNDAMENTAL ES NO FIRMAR NUNCA NINGUN DOCUMENTO EN EL BANCO SIN ANTES ASESORARNOS o haber acudido al despacho de un letrado (o incluso asociaciones de consumidores) pues es muy habitual que su querida entidad bancaria les ofrezca firmar una “trampa” para evitar que puedan ejercer sus derechos con todas las garantías legales.

Las demandas de esta clase se suelen ganar en su inmensa mayoría (yo hasta le fecha aún no he perdido ninguna) y lo que está en juicio es saber la cantidad concreta que se va a recuperar además de evitar que te sigan cobrando de más. Nuestro Tribunal Supremo establece como fecha tope el 9 de mayo de 2013 para pagar lo cobrado de más si bien el tribunal de la Unión Europea aún no se ha pronunciado sobre esta posición.

En cualquier caso si tienes SUELO te animo a que DEJES DE REGALARLE DINERO AL BANCO Y ACUDAS A UN ABOGADO A ELIMINAR ESA CLAUSULA ABUSIVA, pocas inversiones mejores y más fáciles podrás hacer.

Pedir más información sin compromiso