La respuesta a tus dudas legales

Indemnización por cervicalgia en accidente de tráfico

Guía publicada por:
Premium
Centro del Accidentado

Centro del Accidentado

5.52

Abogado de Madrid especializado en Derecho Civil

VER PERFIL

Hablamos de la indemnización por cervicalgia también llamada indemnización por esguince cervical o latigazo cervical tras un accidente de tráfico y su nueva valoración tras el baremo de accidentes de 2016 que ha puesto mas difíciles las indemnizaciones a las victimas de accidentes en estos casos

La cervicalgia tras un accidente de tráfico es también llamada esguince cervical o latigazo cervical y consiste en un movimiento brusco del cuello que puede resultar de un impacto trasero o lateral sobre todo en las colisiones de vehículos.

La indemnización por cervicalgia en accidente de tráfico dependerá de cuatro criterios que se han aprobado por Ley 35/2015 que entró en vigor el 1 de enero de 2016 y que ha puesto las cosas más difíciles a las víctimas de accidentes porque ahora hay que cumplir cuatro criterios para conseguir una indemnización:

El criterio de exclusión (que la cervicalgia no se deba a otra cosa que no sea el accidente), criterio cronológico (que los síntomas de la cervicalgia aparezcan antes de las 72 horas del accidente); criterio topográfico ( que sea dolor en el cuello) y criterio de intensidad (que los daños en el vehículo sean de  suficiente entidad como para generar una lesión).

No obstante ante un accidente de tráfico donde resultemos con lesiones en el cuello se debe solicitar la indemnización por cervicalgia que consiste en los días que tarde en curar la lesión más las secuelas que pudieran quedar.

Recordar que según el baremo de accidentes 2016 los días por cervicalgia se indemnizan con 75 euros por estancia en hospital, 52 euros si estamos impedidos para nuestras actividades habituales  y 30 euros si no nos produce impedimento.

Respecto a las secuelas se establecen, entre otras, los dolores persistentes después de los tratamientos (las llamadas algias postraumáticas) y/o el síndrome cervical postraumático (dolores, mareos, cefaleas, etc) sin olvidar la posible aparición de hernias o protrusiones discales.

Los mejor es defender nuestros intereses,  si queréis nuestra ayuda y consejo nos tenéis en plataforma lexdir o en el centro del accidentado

Pedir más información sin compromiso