La respuesta a tus dudas legales

La incidencia de la CODICIA en España

Guía publicada por:

La codicia de las grandes empresas públicas y privadas

La expresión de "daños colaterales" que los medios de comunicación popularizaron, en su momento, tiene una clara expresión en la CODICIA, vicio repugnante cuando quien la explicita es una persona física y, se acrecienta exponencialmente cuando la ejerce una entidad pública o privada.

Pero es que este vicio, nunca viene solo, a su vez produce sus propios "daños colaterales", como por ejemplo la perfidia o pérdida de lealtad, la posible ruina sobre quien se ejerce, la extrema dificultad de que estos puedan defender sus derechos e intereses, etc. etc.

Hemos tenido claros ejemplos de CODICIA, tales como las PARTICIPACIONES PREFERENTES; OBLIGACIONES SUBORDINADAS; PRÉSTAMOS MULTIDIVISAS; ACCIONES COLOCADAS IRREGULARMENTE, etc. etc. que realizadas, fundamentalmente por Cajas de Ahorro, han causado graves quebrantos a mucha gente y ruina total a otros.

Ahora, un ejemplo evidente de CODICIA se ha reservado en el Grupo VOLKSWAGEN, importantísimo grupo mundial automovilístico de orígen alemán, que por vender codiciosamente más automóviles, ha manipulado de forma general, el sistema informático de expulsión de gases, produciendo en los compradores daños técnicos y económicos y según se está conociendo, parece ser, que también producen daño en la salud y no sólo de los compradores, sino del público en general.

Además de estos ejemplos de  comportamiento antisocial, enormemente popularizados, están a nivel más bajo, pero dañinos también, los abusos de pequeñas cuantías, de la Administración, multas indebidas, liquidaciones incorrectas de Agencia Tributaria, etc. etc., de Compañías de Servicios: Banca, Electricidad, Seguros, Telecomunicaciones, etc. etc. que por su poca cuantía individual, normalmente no producen reclamaciones de devolución de lo indebidamente cobrado, pero que en conjunto engrosan sensiblemente las cuentas de resultados de esos Entes.

La recuperación de todo el daño económico se puede conseguir, pero judicialmente, y a través de la dirección técnica de un abogado experto en soluciones favorables a los damnificados.

El despacho A. Cañizares Abogados, S.C.P., con más de 20 años de ejercicio libre de la profesión y una experiencia en el campo de la recuperación de daños significa un aval de eficacia y eficiencia digna de mención consecuencia de los productos tóxicos bancarios citados más arriba, con un resultado positivo en el 100% de los innumerables procedimientos presentados.

Si Vd. tiene algún producto tóxico de los señalados más arriba o un coche que ha sido manipulado, le recomendamos que se ponga en contacto con este Despacho, donde se le asesorará y, en su caso, se le defenderá hasta obtener el resultado apetecido que es recuperar el daño producido y que no es lícito que soporte el consumidor afectado.

Pedir más información sin compromiso