La respuesta a tus dudas legales

Porque Acudir antes a una Mediación Familiar antes que a un abogado

Guía publicada por:

En el ámbito de la familia surgen muchos conflictos, la solución judicial lo único que suele hacer es empeorar la relación. Por ello aconsejamos siempre acudir a un mediador. Te explicamos porque

Porqué suele ser mejor Acudir a un Mediador Familiar que a un abogado.

Los conflictos familiares son especialmente delicados ya que implican un factor emocional muy fuerte. Resolver un conflicto en el ámbito familiar pasando por el juzgado,  suele tener una serie de consecuencias muy poco deseables, que afectan, de manera casi irreparable, las relaciones entre sus miembros.

Recurrir a medios alternativos para solucionar estos problemas puede ser la forma más práctica de evitar que esto ocurra. La mediación familiar ha ganado muchísimos adeptos en los últimos años debido a las enormes ventajas que aporta al proceso de resolución del conflicto, no sólo en lo referente a tiempo y dinero, sino por el hecho de que el mediador procura encontrar una solución consensuada que satisfaga completamente a las partes enfrentadas. 

Debido a que las relaciones personales son muy estrechas entre los agentes implicados la búsqueda de la posible solución no debería centrarse exclusivamente en los aspectos materiales del problema, convirtiéndose la negociación en un mero regateo (cómo repartir los bienes en un divorcio, cómo calcular la pensión compensatoria, cuál va a ser el régimen de visitas,…). Si la solución adoptada provoca nuevas fuentes de tensión entre las partes, el precio a pagar, incluso por quien sale mejor parado de la resolución judicial, es demasiado alto. En el proceso de Mediación al tratar el Mediador también las emociones, hace que este sea mas completo y los acuerdos más rápidos y estables

Frente a este hecho, los procesos de mediación familiar obligan a las partes a tomar parte activa en la búsqueda de una solución satisfactoria. Este aumento de participación de los protagonistas del conflicto, así como la asunción de una responsabilidad personal en la resolución del problema, lleva a que las soluciones acordadas con la ayuda del mediador tengan un carácter más estable y definitivo que las que se obtienen como resultado de un proceso judicial. 

La mediación no pretende sustituir a los Tribunales de Justicia, y puede que en determinadas ocasiones la falta de predisposición de alguna de las partes a resolver de forma amistosa un problema limite su eficacia. Pero en la mayoría de casos se presenta como una forma muy positiva de resolver los problemas que se originan a partir de procesos de divorcio, repartos de herencias, guardia y custodia de los hijos, o separación de bienes.

El acuerdo alcanzado homologado por el juez tiene la eficacia de una sentencia.

En AOH mediadores, además de la experiencia acumulada en la Mediación en Asuntos de Herencia y liquidación de bienes, hemos abierto una nueva sección de Mediación en Familia.

Consúltanos sin compromiso.

Acude a un mediador de confianza y experiencia y no al que te toque por lista.

En AOH mediadores, además de la experiencia acumulada en la Mediación en Asuntos de Herencia y liquidación de bienes, hemos abierto una nueva sección de Mediación en Familia.

Consultanos sin compromiso.

Acude a un mediador de confianza y experiencia y no al que te toque por lista.

Pedir más información sin compromiso