La respuesta a tus dudas legales

Reclamación Deudas impagadas

Guía publicada por:

Le indicamos la manera más fácil de realizar la reclamación frente a un deudor.

La actual y contínua crisis afecta a la sociedad de manera abrumadora, y prueba de ello se ha visto manifiesta a raíz de las múltiples deudas que ha generado.

La reclamación de la deuda debe ser eficaz, efectiva rápida y sencilla, para ello le proponemos la siguiente explicación.

La forma más sencilla de reclamar una deuda es mediante un procedimiento monitorio el cual si reclamamos una cantidad inferior a 2.000-€ no es necesario ni abogado ni procurador (hecho desaconsejable al menos de inicio). Los requisitos del monitiorio es que exista una factura o albarán impagado así como una relación comercial o de causalidad entre el deudor y el acreedor, con ello ya podemos iniciar la reclamación.

Se le dará traslado de 20 días hábiles a la parte deudora para que acepte total o parcialmente la cantidad debida o bien se oponga al pago. Si no contesta se procederá al embargo de los bienes del deudor hasta el pago total de la deuda

En caso de oposición, que puede ser muy sencilla con la simple frase de: No debo la cantidad reclamada; se procederá a un juicio verbal si la cantidad es inferior a 6.000.-€ o bien a un procedimiento ordinario si la cantidad excede de 6.000.-€ que es necesaria la intervención de abogado y procurador y será necesario volver a realizar la demanda.

Con ello pasaremos a un procedimiento normal y corriente declarativo en el cual se deberá acreditar la cantidad reclamada. Las deudas reclamadas pueden ser tanto facturas como cualquier deuda existente, como alquileres, etc..

En definitiva, si tiene impagados la solución fácil es la reclamación, no espere a llegar a un acuerdo que pueden volver a impagarlo, será perder el dinero y el tiempo, reclame y saldrá ganando.

Pedir más información sin compromiso