LA MEDIACIÓN

Guía publicada por:

En la siguiente guía trataremos de dar un pequeño apunto sobre la mediación. Desde su significado a los principios en qué se base y su funcionamiento.

¿Qué es la mediación?

 La mediación se presenta como un procedimiento o sistema de gestión para la resolución de conflictos en el que interviene directamente las partes y el mediador.

¿Quiénes son las partes?

Cuando hablamos de partes no nos referimos a personas, sino a aquellas posturas que se encuentran opuestas y por las que nace el conflicto.

Para ello es importante identificar cuál es el CONFLICTO. El conflicto es el motivo que genera el problema o la desavenencia entre las partes, ya sea por un tema de familia de la guarda y custodia de los hijos, como por un problema en el reparto de la herencia o incluso por desavenencias vecinales por la colocación de una antena en el tejado.

Una vez identificado el conflicto y las partes, a través de la figura del mediador se inicia este procedimiento a través de sesiones conjuntas o individuales.

El mediador es la tercera persona ajena a las partes que, a través de diferentes herramientas de comunicación, ayudará a las partes a intentar encontrar la solución a su conflicto.

¿Cómo se inicia la mediación?

La mediación se inicia con la voluntad de las partes de participar en este procedimiento. Es decir, tanto de forma pública como privada, las partes pueden contratar a un mediador para intentar solucionar el conflicto.

Ahora bien, cabe poner de manifiesto que la mediación debe regirse por unos principios básicos que le brindan las garantías necesarias para que se constituya como sistema de resolución de conflictos.

  • Voluntariedad (son las partes en conflicto las que deciden iniciar una mediación y también pueden desistir del proceso cuando lo consideren oportuno).
  • Confidencialidad(el diálogo que se genera no se divulga, queda reservado entre las partes y el mediador)
  • Imparcialidad (el mediador debe buscar el equilibrio entre las partes, sin decantarse por ninguna de ellas)
  • Neutralidad (el mediador no impone los acuerdos finales, ni su punto de vista debe influir durante el proceso).

¿Qué eficacia tiene?

Los acuerdos tomados en mediación pueden surtir los mismos efectos que una sentencia. Ya que tan sólo basta con que las partes la presenten ante el juez para su homologación o incluso, vayan al notario para elevarlo a escritura pública.

Si necesitáis más información contactad con AC ADVOCATS I MEDIADORS en el Tel. 972094320 o bien a través de nuestro correo ac@acadvocatsimediadors.es

Pedir más información sin compromiso