¿Qué es y cómo ejercitar el Derecho al olvido en internet?

Guía publicada por:

El derecho al olvido es todo derecho que tiene una persona fisica de que se le pueda borrar su datos personales en el motor de búsqueda de internet, siempre que reúna unos requisitos

El Derecho al olvido también se le conoce como “Derecho de supresión”. Es un derecho que toda persona fisica puede ejercitar. El Articulo 17 del RGPD, nos dice que “el interesado tendrá derecho a obtener sin dilación indebida del responsable del tratamiento la supresión de los datos personales que le conciernan, el cual estará obligado a suprimir sin dilación indebida los datos personales cuando concurran algunas de las circunstancias siguientes:

1.- Cuando los datos personales ya no sean necesarios en relación con los fines para los que fueron recogidos o tratados.

2.-Cuando los interesados han retirado su consentimiento al tratamiento de sus datos.

3.- Cuando sus datos sean tratados de forma ilícita.

4.- Cuando los datos personales deban suprimirse para el cumplimiento de una obligación legal establecida en el Derecho de la Unión o de los Estados miembros que se aplique al responsable del tratamiento.

5.- Cuando los datos se hayan obtenido en relación con la oferta de servicios de la sociedad de la información dirigida a niños.”

Hay que mencionar que el concepto de “derecho al olvido” fue introducido como consecuencia de una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE 13-5-14 caso Costeja contra google), y con el fin de impedir la difusión de información personal a través de los buscadores de internet en determinados casos, por ejemplo, cuando la información se encuentra “desactualizada, obsoleta o carezca de interés público.”

La actividad de los motores de búsqueda como google o Yahoo! consiste en:

 -Encontrar información publicada o puesta en internet por terceros, indexarla de forma automática, almacenarla temporalmente y para ponerla a disposición de los internautas según un orden de preferencia determinado.

Para el TJUE un motor de búsqueda es considerado responsable del tratamiento ya que esta actividad encaja en el tratamiento de datos personales. Lo más importante en este asunto es que el derecho a la protección de datos prevalece sobre el interés económico del gestor del motor de búsqueda.

¿Quién puede ejercitarlo?

El afectado a través de la solicitud dirigida frente al motor de búsqueda o los editores de la página web. Puede suceder que no proceda conceder el derecho frente al editor de la web, pero sí frente al motor de búsqueda.

 ¿En qué casos puede ejercitarlo?

Cuando la información vinculada a su nombre en la lista de resultados sea:

-       No pertinente, esté desactualizada o sea excesiva para dar cumplimiento a la libertad de información o expresión.

-       Afecte a la vida privada de la persona afectada de manera innecesaria para satisfacer el interés público, lo cual depende de que se trate de un particular o persona pública,

-       Concurran razones legitimas propias de la situación personal o particular del afectado que le den prevalencia sobre el interés legitimo del buscador.

¿Cómo puede ejercitar su derecho?

Mediante una solicitud, dirigiéndose a la entidad que está tratando sus datos, en este caso al buscador. La mayoría de los buscadores tiene habilitado sus propios formularios para recibir estas peticiones del ejercicio de su derecho.

En el caso de que considere que la respuesta que recibe no es la adecuada o simplemente la entidad no ha respondido a su petición, se puede interponer una reclamación ante la Autoridad de control, en este caso ante la Agencia Española de Protección de Datos.

 

Es importante señalar que la STJUE de 13 mayo 2014 determinó que sólo afecta a los resultados que se obtengan en las búsquedas hechas mediante el nombre de la persona, pero que no implica que la página web deba ser suprimida de los índices del buscador ni de la fuente original.

Pedir más información sin compromiso