La respuesta a tus dudas legales

He ido al Registro de la Propiedad y mi casa o finca no está a mi nombre, ¿qué puedo hacer?

Guía publicada por:

Antiguamente, cuando alguien compraba una propiedad, bien fuera una finca rústica, urbana, o una vivienda, la gente no acudía a registrarla en el Registro de la Propiedad. Es por eso que mucha gente, actualmente se encuentra con que sus propiedades o no están inscritas, o están inscritas a nombre de otras personas. Para solucionar este problema, existe un procedimiento judicial llamado Expediente de Dominio.

El expediente de dominio es un procedimiento regulado en la Ley Hipotecaria que sirve para poder inscribir en el Registro de la Propiedad todo lo relativo a una finca o vivienda.

Mediante el cumplimiento de una serie de requisitos y la realización de unos trámites, se logra acreditar determinados hechos con la única finalidad de que consten como ciertos en el Registro de la Propiedad (por ejemplo, que la finca tal es propiedad de una determinada persona; que el solar “X” tiene mil metros cuadrados frente a los trescientos que constan en el Registro de la Propiedad...etc). Pero para ello, hay que iniciar un procedimiento judicial llamado «expediente de dominio» y si el mismo concluye con éxito, el Registrador de la Propiedad inscribirá aquello que ha quedado debidamente probado a través del citado procedimiento.

El expediente ha de iniciarse ante el Juzgado de Primera Instancia del lugar en donde se encuentra la finca objeto del mismo, esto es, si por ejemplo la vivienda o finca está situada en Vitoria, Álava, el procedimiento judicial se llevará en el Juzgado de Vitoria.  Es importante recabar toda la documentación que se pueda para su presentación judicial, y una vez que se ha admitido a trámite, el Juzgado dará traslado a  todas las personas que puedan tener interés en la finca para que aleguen lo que consideren en relación a la finca o vivienda en cuestión. Estas personas pueden ser colindantes, posibles anteriores propietarios…etc. 

Al final, se trata de conseguir que el Juez diga si  aprueba  o no la inscripción que se solicita. Una vez firme esa resolución será posible poner la finca o vivienda a nuestro nombre. Conseguir esto es muy importante, ya que sin esa inscripción, es imposible por ejemplo,  venderlo a un tercero.

Pedir más información sin compromiso