Apuntes y reflexiones en torno a las patentes biotecnológicas (II)

Guía publicada por:
Plus
Whose IP Agency

La biotecnología es uno de los sectores con mayor relevancia en el campo de la generación de invenciones protegibles, y la patente se ha revelado como el mecanismo de protección más extendido para dichas invenciones.

A toda esta realidad normativa sigue imponiéndose la encarnada lucha por la cuota de mercado de las grandes empresas, y el acopio de poder en el sector preside el panorama y el objetivo real del sistema, que no debiera ser otro que la continua mejora en la calidad de vida de las personas en todos los países por igual, sin que ello fuera incompatible de ninguna de las maneras con la necesaria actividad económica y la función primordial que desempeñan las empresas farmacéuticas.

 

Las invenciones biotecnológicas tienen en la actualidad una gran importancia e interés, tanto a nivel económico, como social e incluso filosófico. La bioética se configura incluso como una rama de estudio dentro de este apasionante mundo que enfrenta diversas corrientes enfrentadas alrededor de los partidarios y detractores de las investigaciones y avances en el campo de la medicina, sobre todo en lo referente a la patentabilidad o no del cuerpo humano o de alguno de sus elementos y principalmente en las vitales consideraciones que se suscitan en relación a la efectiva disponibilidad y aprovechamiento de las invenciones dentro de la Comunidad Internacional y en particular en el llamado tercer mundo.

Lo bien cierto es que es palmario que la sociedad actual tal y como la conocemos no sería posible sin el campo de la biotecnología, no se podría vivir del modo en el que lo hacemos sin este necesario campo de investigación que tiene efecto directo sobre la medicina, la agricultura, la alimentación, etc…, por lo que se hace necesaria su regulación y protección, dada la ingente cantidad de circunstancias que envuelven al campo en comento tanto desde el punto de vista empresarial y económico, humano y de evolución de nuestras civilizaciones.

La patentabilidad de las invenciones biotecnológicas por lo tanto, se presenta como un mecanismo de protección que hace posible la inversión e investigación para el adecuado desarrollo del ser humano, constituyendo un aspecto fundamental para la calidad de vida de la que hoy podemos disfrutar. Ello no obstante, cabe encontrar el punto de equilibrio tanto desde el punto de vista de las investigaciones referentes al cuerpo humano y las manipulaciones genéticas, embriones y preembriones, clonaciones, etc... que no desnaturalice al ser humano desde un punto de vista existencial y filosófico, como en lo referente al adecuado aprovechamiento de las invenciones para aquellos países más necesitados, sin que los intereses de las grandes corporaciones primen dentro de la política internacional en perjuicio del tercer mundo.

Pedir más información sin compromiso