Ayuda a tus hijos ante un divorcio o separación.

Guía publicada por:
Basic
Abogado Rivas-Vaciamadrid Rivas Judídico

Recomendaciones sobre cómo deben actuar los padres frente a sus hijos durante un proceso de divorcio o separación, con el fin de preservar la salud mental de los menores.

Cómo debemos actuar los padres frente a los hijos durante un divorcio o separación.

 

Cuando una pareja decide separarse es muy importante que sepan que esto supone que ellos dejan de convivir juntos, que se rompe el vínculo conyugal, pero que se mantienen las relaciones paterno-filiales: dejan de ser esposos pero siguen siendo padre y madre.

 De cara a la salud mental de los menores implicados en esta situación, desde un Como ofrecemos algunas recomendaciones sobre cómo deben actuar los padres frente a sus hijos durante un divorcio.

 

1.- Permite que los niños vean al otro progenitor

 Los niños siguen necesitando a un padre y a una madre, aunque estos ya no convivan juntos. Ambas son figuras de referencia y de vinculación emocional importantes para los menores, y manteniendo el contacto con ambos se minimiza el sentimiento de pérdida y se mantienen sus referencias.

 

2.- Habla bien del otro progenitor o, como mínimo, no hables mal

 

Los niños necesitan tener unos padres dignos, una imagen sana de ambos progenitores, para poder crecer con la autoestima adecuada y con las figuras de identificación psíquica correctas. El menor se siente parte de papá y parte de mamá, y hablar mal de uno de los dos es hablar mal del propio menor.

 

El mismo consejo para los familiares (abuelos maternos o paternos, tíos, etc.), Los padres debemos cuidar de que se cumplan estos consejos también con los familiares.

 

3.- Potencia la autonomía e independencia de tus hijos

 

Es una actitud errónea y con consecuencias graves para el desarrollo del menor el estar excesivamente encima de él, siempre pendientes de lo que hace, y yendo juntos a todas partes.

 

Los hijos no deben convertirse en sustitutos de nuestras ex parejas. Tampoco les ayuda que les pidamos que se queden con nosotros porque nos sentimos solos: debemos contar con nuestros propios recursos para salir adelante, sin crearles dependencia ni culpabilidad.

 

5.- Nuestros hijos no son jueces

 No debemos colocarlos en posición de juez, ni compartir detalles de la vida íntima o de la separación con ellos, no cuestionar la actitud de la ex pareja delante de ellos ni pedirles opinión sobre estos temas.

  Las cosas de los adultos deben quedar entre ellos, y los menores siempre deben conservar una buena imagen de ambos padres: a la larga te lo agradecerán.

 6.- Evitar las discusiones con la ex pareja delante de ellos

 Los temas pendientes entre los adultos se hablan sin implicar a los menores. No es agradable para un hijo ver a sus padres discutir, y tampoco ver que la separación no sirvió para que dejaran de hacerlo.

 

 

7- Lo que queramos decirle a nuestra ex pareja se lo decimos nosotros

 No usamos a nuestros hijos de mensajeros. Lo decimos nosotros o usamos otras vías (cartas, correo electrónico…).

 

Los recaditos del tipo: “dile a tu madre/padre…”, “cuando vayas a casa tráeme X que es mío…”, “mira lo que tiene en los cajones…” colocan a nuestro hijo en una situación incómoda, y a la larga los alejará de nosotros.

Pedir más información sin compromiso