Pasos para obtener el divorcio

Guía publicada por:

Breve resumen sobre el procedimiento de divorcio, sus diferentes clases y efectos.

Para solicitar el divorcio se puede optar por dos procedimientos: de mutuo acuerdo o contencioso.

Ambos producen los mismos efectos, pero los medios para alcanzarlos son divergentes. No obstante, iniciar el divorcio por mutuo acuerdo no implica que no pueda finalizarse por vía contenciosa, o viceversa.

Procedimiento de divorcio de mutuo acuerdo.

Es imprescindible el entendimiento entre las partes, que se formaliza en un documento que se conoce como convenio regulador. Este acuerdo alcanza no solo la decisión de divorciarse, sino que abarcar necesariamente el uso de la vivienda, la pensión compensatoria -si procediese- y en el caso de haber menores, las medidas de custodia y alimentos.

El convenio regulador puede ir acompañado de las medidas de carácter patrimonial, lo que se conoce como la liquidación del régimen económico matrimonial, produciéndose el reparto de los bienes y deudas adquiridas durante el matrimonio, no obstante, en caso de no alcanzarse un acuerdo sobre este punto, las consecuencias de carácter patrimonial se pueden diferir a un procedimiento independiente, que se iniciará mediante demanda de liquidación de régimen económico matrimonial.

Una vez alcanzado el acuerdo o acuerdos (en el caso de existir liquidación del régimen económicomatrimonial), se puede presentar ante el Notario (de no existir menores) o Juez para que adquieran efecto, y finalizar así el procedimiento de divorcio. En ambos casos es necesario acudir con abogado.

Procedimiento de divorcio contencioso.

En el caso de no existir un acuerdo en el modo de finalizar el vínculo matrimonial, habrá que acudir a los Tribunales. Podemos dividir este proceso, a su vez, en dos procedimientos que tratarían dos aspectos diferentes:

Ámbito personal. Incumbiría a la finalización del matrimonio en sí mismo, además del uso de la vivienda habitual, custodia y régimen de visitas de los menores (si los hubiere), pensión de alimentos y posible pensión compensatoria (la que corresponde al cónyuge que vea perjudicada su situación económica por la ruptura).

Cada parte expondrá su postura respecto a las cuestiones anteriormente mencionadas, mediante demanda o contestación a la misma en su caso, que tras los oportunos trámites, incluyendo el juicio, finalizará con la sentencia que además de acordar el divorcio, fijará los efectos inmediatos del mismo ya expuestos: uso de la vivienda habitual, custodia y régimen de visitas de los menores (si los hubiere), pensión de alimentos y posible pensión compensatoria (la que corresponde al cónyuge que vea perjudicada su situación económica por la ruptura).

Ámbito patrimonial. Una vez acordado el divorcio judicialmente, se procede a liquidar el régimen económico matrimonial, es decir, realizar las operaciones necesarias para establecer los bienes y deudas del matrimonio (incluidas las deudas), para posteriormente hacer el reparto.

Dependiendo del régimen económico matrimonial (gananciales, separación de bienes…), es un proceso de mayor o menor complicación, pero en caso de desacuerdo, su duración puede alargarse incluso años.

Pedir más información sin compromiso