¿Cuáles son los factores determinantes en el inicio y desarrollo de la actividad emprendedora?

Guía publicada por:
Plus
Whose IP Agency

Un paso imprescindible y previo al inicio a la actividad empresarial es la creación de un plan de empresa. Todo aquel que decide emprender suele partir de una idea de negocio, pero a veces no se realiza una correcta planificación global que implicaría la valoración de riesgos, la capacidad financiera que tenemos, las posibilidades y un buen estudio de mercado. El análisis de todos estos aspectos es fundamental, porque la puesta en marcha de una empresa no se limita al desarrollo de una actividad económica, sino que conlleva unas labores de gestión y diseño de estrategias comerciales antes de la puesta en marcha.

El emprendimiento se caracteriza por la transformación de innovación, conocimientos, oportunidades o ideas para la creación de nuevas empresas con el fin de obtener ganancias en el inicio y durante el desarrollo de la actividad empresarial y así notar cambios sociales y económicos.

Para que surjan estos cambios es necesario tener altos niveles de actividad emprendedora. Las principales causas que impiden a muchos emprendedores a la hora de innovar, crear…es el miedo al fracaso.

Algunas de las cualidades fundamentales  que todo empresario debe de tener a la hora de iniciar un proyecto son:

-Creatividad: Ser capaces de desarrollar nuevos métodos

-Iniciativa: Tenemos que dar el primer paso, ser aventurero y estar dispuesto a emplear nuevos    métodos.

-Arriesgar: Asumir riesgos o ser capaces de exponerse a uno mismo y a su propio negocio al fracaso

-Buscar oportunidades: Como emprendedor, "lo más importante es olvidarse de ganar y perder: aquí o ganas o aprendes"

-Responsabilidad: Ser responsables y capaces de valorar las consecuencias e implicaciones de la toma de decisiones.

 

En definitiva para alcanzar esta meta, es importante dar el primer paso y crear un plan de negocio o Plan de Empresa en el que se deben tener en cuenta diversos factores, como las oportunidades de negocio, los conocimientos técnicos, las posibilidades reales de obtener recursos, las diferentes formas jurídicas de constitución o las obligaciones fiscales. El Plan de Empresa no solo es el documento inicial de todo negocio, sino que además es el que guiará su actividad a lo largo de los años en que esta se encuentre funcionando.

Pedir más información sin compromiso